Plan Nacional de Lectura

Noticias que vienen de Chaco

Lecturas en voz alta, libros recién llegados y encuentros sobre literatura en la primera infancia, algunas de las acciones de este mes en la provincia de Chaco.



La práctica de la lectura es considerada un factor clave para el proceso de inclusión educativo y cultural. El acceso a la escuela es un primer paso para ejercer el derecho a la educación pero su pleno ejercicio exige que esta educación sea de calidad; es decir, que promueva el desarrollo de los niños, a través de aprendizajes socialmente relevantes y de experiencias educativas que los comprendan y acompañen.

En este sentido, tres actividades se realizaron en la provincia de Chaco la semana pasada.

Por un lado, la visita al Jardín de Infantes N° 23 de la localidad de Resistencia, donde el equipo de trabajo del Plan de Lectura provincial acordó prácticas y estrategias de lecturas con los docentes. También hubo un espacio de lectura en voz alta con los alumnos y alumnas de los dos turnos, donde se hizo un recorrido por los libros que integran las colecciones literarias para sala de 4 y 5 años, que acaba de enviar el Ministerio de Educación de la Nación.

Por otro lado, dos encuentros titulados "La Promoción del Libro y la Lectura en la Primera Infancia" brindados por el reconocido especialista en Literatura Infantil y Juvenil Mario Lillo.

Más de 60 docentes participaron de estas reuniones – articuladas entre el Plan Nacional de Lectura, el Plan Provincial de Lectura y la Dirección de Nivel Inicial del MECCyT de la Provincia del Chaco- que se realizaron en las aulas de la Facultad de Humanidades de UNNE. Los encuentros fueron libres y gratuitos y estuvieron destinados a docentes, secretarios, directivos, supervisores y alumnos de IFD que cursan la Carrera del Profesorado para el Nivel Inicial.

Con dinámicas de taller, Lillo hizo hincapié en que los libros tienen que estar al alcance de los chicos, tienen que circular y no sólo el texto, sino la palabra. Permitir que los niños y niñas puedan expresarse, hablar, escribir; dicho de otro modo, de trabajar en la formación de un lector y de darle una oportunidad en su biografía lectora. Entendiendo que todos tenemos una biografía lectora y que en todo recorrido hay mediadores positivos y negativos.

Mario Lillo puntualizó que el chico toma contacto con la literatura cuando un familiar le lee un cuento o le canta una canción de cuna: “El impacto es maravilloso para la estimulación de ese chiquito que comienza a crecer en un mundo lleno de historias y voces, un mundo que fomenta su desarrollo a tal punto que tienen el contacto con la literatura mucho antes de saber hablar, leer o escribir”.

Visita al Hogar Nro. 2 de Resistencia

El Plan Lectura de Chaco visitó el Hogar Nº 2, para compartir libros y lectura con un grupo de chicos que viven ahí. Esta institución forma parte de los hogares de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia del Chaco y por ella transitan niños y niñas que atraviesan situaciones críticas a nivel familiar, social, jurídico o económico (víctimas de violencia, trata, tráfico y trabajo infantil). Es decir, una comunidad altamente vulnerable.

En esta ocasión, el equipo del Plan de Lectura compartió historias y cuentos con 15 chicos de entre 6 y 12 años.

Para comenzar se leyó el cuento “Valeria y el pobre miedo” del escritor chaqueño Mempo Giardinelli. Luego "¿Yo y mi gato?" del japonés Satoshi Kitamura, y finalmente "Moustro capilar" de Pablo Bernasconi y coplas de Cecilia Pisos.

Cuentan las narradoras que ya han ido otras veces a compartir lecturas a este Hogar, que los chicos valoran estos encuentros y piden que se repitan, así es que siempre se van con la promesa de volver pronto. Y vuelven, con el compromiso de que la palabra escrita debe ser apropiada por todos y cada uno de los integrantes de una sociedad para que el conocimiento, la información y el disfrute de los bienes que proporciona la cultura dejen de ser bienes privativos de una élite.

Sin esta condición no hay proyecto de sociedad, ni  de ciudadanía posible. Por eso, se hace necesario llevar-compartir-dar- distribuir- socializar la lectura con aquellos que por diferentes razones, no han recibido aún, y esperan, los beneficios de la cultura escrita.

Deja un comentario