Plan Nacional de Lectura

Sileoni: “Nueve de cada diez argentinos leen”

Se presentaron los resultados de la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura 2011



 

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni dio a conocer esta tarde los resultados de la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura 2011, de la cual surge que 9 de cada 10 argentinos leen habitualmente, el 79% lo hace “por placer” y el 69% “para aprender cosas nuevas”.

En el acto, que se realizó en el Palacio Sarmiento, estuvo acompañado por el Director de la Biblioteca Nacional, Horacio González y el Rector de la Universidad Tres de Febrero, Aníbal Jozami, entre otras autoridades que integran el Consejo Nacional de Lectura. Asimismo, se sumaron el subsecretario de Planeamiento Educativo de la cartera de Educación, Eduardo Aragundi, y el director nacional de Industrias Culturales, Rodolfo Hamawi, que fueron los encargados de presentar el informe técnico de la investigación.

“Elegimos intencionalmente el 24 de agosto para realizar este acto porque queríamos que coincidiera con el Día del Lector, que se estableció a través de la ley 26.754 para recordar en su fecha de nacimiento a Jorge Luis Borges. Y qué mejor homenaje podemos rendirle a este escritor, símbolo de la literatura nacional y universal, que confirmar que hoy 9 de cada 10 argentinos leen habitualmente, según revela la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura2011”, destacó Sileoni.

El Ministro explicó: “El Estado debe ser promotor de la lectura. A partir de esa convicción, desde el Consejo Nacional de Lectura decidimos realizar esta Encuesta, para indagar cuánto y qué leemos los argentinos, y la relación entre Internet, lectura y adolescencia, entre otras prácticas. Los resultados de la investigación nos permitirán conocer y entender mejor los hábitos lectores y contar con más información a la hora de definir futuras políticas destinadas al sector”

Y recordó: “Desde el 2003, a partir de la presidencia de Néstor Kirchner, este Ministerio alienta la lectura. En estos 9 años hemos comprado y distribuido más de 45 millones de libros en todo el país, a los que sumamos este año otros 9 millones; repartimos a su vez, más 43 millones de ´librillos’ de cuentos y poesías en espacios no convencionales, como las canchas de fútbol, entre otras acciones destinadas a desarrollar esta promoción. Y la realización de esta Encuesta ratifica la decisión de seguir trabajando en esta dirección”.

La Encuesta Nacional Hábitos de Lectura 2011 fue realizada -por la Universidad Nacional de Tres de Febrero- a población de 12 años en adelante en localidades de más de 30.000 habitantes de todo el país. Tiene como antecedente una investigación similar, realizada en 2001 por la empresa Catterberg y Asociados, que se dirigió a la población adulta (de 18 años en adelante). Para poder generar una evaluación comparativa con aquel trabajo, la Encuesta Nacional de Lectura 2011 mantuvo ciertos bloques del cuestionario, pero introdujo cambios fundamentales al incorporar temas nuevos, como la lectura a niños y niñas como práctica en el hogar, el impacto de las políticas de promoción, la lectura en distintos soportes (libros, revistas, diarios y formatos digitales) y los consumos culturales, entre otros.

Así, la Encuesta permite afirmar que el 90% de los argentinos de 18 años en adelante lee de manera sostenida durante 15 minutos o más en forma habitual. Y, en relación con la frecuencia, es estudio indica queel 53% de los encuestados lee todos o casi todos los días; lo que representa un aumento de 6 puntos respecto a diez años atrás, cuando los que tenían ese ritmo eran el 47 por ciento. Y se observa que también creció en 12 puntos el porcentaje de los que leen algunos días por semana, que en una década pasó de un 20 a un 32 por ciento. El incremento en este período ha sido significativo entre los lectores habituales. En el año 2011 se lee más que hace diez años: apenas el 5% de los lectores dice hoy leer sólo un día a la semana, mientras que en el 2001 ese grupo llegaba al 19 por ciento.

El estudio muestra además que la franja de edad más lectora -entre quienes admiten leer de 5 a 7 días por semana- es la que comprende a los adultos de 26 a 40 años. En tanto, en relación con el principal motivo para leer, un 49% de los encuestados, asegura que lo hace “para estar más informado”. Este dato se corresponde con que el diario resulta el principal formato de lectura (lo lee el 89 por ciento de los lectores en papel y/o pantalla). Sin embargo, no menos importante es destacar que el 70 por ciento de los encuestados lee libros.

Entre los lectores actuales de libros, el 88% dijo –al ser encuestado- haber leído al menos un libro al año y el 71% leyó al menos dos libros en el mismo período. Entre dichos lectores, el 79% (casi 8 de cada 10) de los consultados, respondió que lee por placer; seguido de un 69% que dijo leer para ampliar su conocimiento y aprender cosas nuevas.

De manera comparativa, y también para tener referencias; vale precisar que en 2001 el 41% de los encuestados respondía que leía entre 1 y 4 libros por año. En 2011, esa cifra aumentó a 58% de cada 100 personas consultadas. El número de los que leen entre 5 y 10 libros por año también creció: en 2001 lo hacía el 14% de la población de 18 y más, mientras que hoy el 23% de los lectores de libros se ubican en esa franja.

Una conclusión muy importante de esta Encuesta 2011 es que la lectura digital amplía, la cantidad de lectores.Los soportes, papel y pantalla, lejos de competir, se complementan. Según los números registrados, se puede afirmar que una vez traspasado el “umbral de la lectura”, se tiende a leer en cualquiera de sus formatos.

La investigación indica también que la lectura en pantalla ya es un hábito de los más jóvenes. El 73% de los argentinos entre 18 y 25 años lee habitualmente de este modo, seguido por un 62% de los adultos de entre 26 y 40 años.

En rangos generales, también se puede hablar de un crecimiento exponencial de los lectores digitales: en efecto, la población que lee por más de diez minutos de la pantalla de la PC se duplicó entre el 2001 y el 2011, pasando de un 21 a un 42 por ciento.

Por otra parte, existe una diferencia notable cuando se compara cómo era el acceso a los libros en 2001 y cómo es diez años después. Mientras que en 2001, sólo el 48% podía comprarlos; en 2011, el 69% –casi 7 de cada 10 personas – accede a la compra.

Por último, es interesante destacar las conclusiones de la encuesta vinculadas con la presencia de las bibliotecas. El 72% de los encuestados dijo conocer su existencia. Asimismo, es sustantivo el dato acerca de que los fondos con  los que cuentan  las bibliotecas escolares se han  conformado principalmente con la provisión realizada por los organismos educativos. El Ministerio  de Educación de la Nación es la fuente principal de obtención de materiales, aportando en el 62,7% de los casos. Los Ministerios de Educación provinciales, lo hacen en menor medida (35,7%)

Metodología

Por primera vez, un estudio de este tipo fue desarrollado enteramente desde el ámbito público: laUniversidad Nacional de Tres de Febrero llevó adelante el trabajo de campo, a través de entrevistas domiciliarias y de aplicación personal; luego los datos fueron procesados por el Sistema de Información Cultural de la Argentina (SINCA) y el Consejo Nacional de Lectura a través de una comisión integrada por representantes de cada organismo se encargó de su análisis.

Se diseñó una encuesta estratificada según las regiones del país: Área Metropolitana de Buenos Aires, NEA, NOA, Centro, Cuyo y Patagonia. El tamaño de la muestra fue de 3.568 casos efectivos, sobre un total de 3.600 casos planificados; considerando un nivel de confianza del 95,5% y un error de 1,63 a nivel nacional.

El cuestionario que se utilizó –cuya estructura indaga acerca de las prácticas y hábitos lectores- fue elaborado por el Consejo Nacional de Lectura, que es un organismo interministerial integrado por los ministerios de Educación, Salud, Desarrollo Social, Trabajo, Empleo y Seguridad Social, la Secretaría de Cultura, la Biblioteca Nacional, la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), Radio y Televisión Argentina S.E. y Educ.ar S.E.  Este Consejo fue creado en septiembre de 2010 con el objetivo de articular el trabajo de los organismos del Estado nacional que desarrollan acciones referidas a la promoción de la lectura desde cada ámbito particular: escuelas, bibliotecas populares, municipales y provinciales, centros culturales, centros de integración comunitaria, centros de atención primaria de salud y comedores, entre otros espacios comunitarios e instituciones de la sociedad civil.

Deja un comentario